Sempiterno

Sobre nuestros días de gloria, cuando vendimos nuestras almas a nuestro destino, tomemos un maldito tren y no vayamos lento a ninguna parte pero disfrutemos todos los lugares posibles.
Y aunque definitivamente vayamos al infierno,
Tendremos las mejores historias que contar…

music: Austin Plane “Never come back again”


Me&God: Chimborazo

A mas de 5100m de altura, cubierto de fría niebla nos espera un Dios silencioso, que hay que verlo, respirarlo y escucharlo.

Este viaje empieza en la parroquia San Andrés, comunidad que guarda todos los secretos de este majestuoso nevado. 

Al llegar al primer refugio el corazón late mas rápido, el sonido del viento hace el llamado para seguir.

Su fría y blanca nieve, espera quieta a pocos metros, durante el ascenso los espacios parecen duplicarse paso a paso, la esperanza de la llegada se hace mas lenta.

Una hora basta para probar el sabor frío de su nieve, pequeños cristales de caídos del cielo de un Dios generoso que regala la mejor tradición de su pueblo, el Hielo del Chimborazo.


Celoso de tantas miradas, esconde su cumbre como despedida, a la espera de un nuevo sol para brillar como luz de luna.

Asombrados de tanta majestuosidad, esperamos volver…

1